Se criminaliza a los adictos

En menos de cinco años, la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a más de 140 mil personas en todo el país por portación de drogas. Esto a pesar de que desde 2009 la Ley General de Salud permite la posesión de ciertas cantidades de drogas, como es el caso de la mariguana. Una persona puede portar hasta 5 gramos sin ser arrestado.

De acuerdo con la investigación En busca de los derechos: Usuarios de drogas y las respuestas estatales en América Latina, elaborado por el Colectivo de Estudios, Drogas y Derecho, del cual forma parte el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), los estados en que más personas fueron detenidas por la PGR entre 2009 y 2013 fueron Jalisco (32 mil 373 detenidos), el Distrito Federal (27 mil 295), Baja California (23 mil 195) y Guanajuato (18 mil 551).

Nayarit, Durango y Campeche fueron las entidades con menos detenidos en el mismo periodo de tiempo (80, 55 y 54 personas detenidas respectivamente).

“Aun cuando ha habido un constante descenso en la detención de personas por consumo de sustancias de uso ilícito a nivel federal, es notorio el número de detenciones por consumo que sigue realizando la PGR a pesar de no tratarse, salvo excepciones, de una competencia del orden federal”, explica Catalina Pérez Correa, investigadora del CIDE, en el documento elaborado por iniciativa del colectivo.

La investigación se llevó a cabo en ocho países de América Latina y se utilizaron diversos recursos como la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información en el caso específico de México, donde se mostró que en general, comparado con otros países del continente, sigue criminalizándose al portador, a pesar de que la normatividad indique lo contrario.

“Existe una persistente criminalización de los consumidores de drogas de uso ilícito, incluso en aquellos países en que el consumo no es un delito, como es el caso de México”, reveló el estudio.

El informe hace énfasis en el sentido de que en México el consumo de drogas no es un delito. “Sin embargo, entre de 2009 a mayo de 2013, fueron detenidas a nivel federal 140 mil 860 personas por consumo de drogas, y se iniciaron cerca de 54 mil averiguaciones previas por esa conducta”, explican Catalina Pérez Correa y Karen Silva, ambas investigadoras del CIDE, en el mismo documento.

En el periodo comprendido entre los años 2009 y 2012, el Ministerio Público Federal emitió 89 mil 86 resoluciones de no ejercicio de la acción penal, lo que significó que ese número de consumidores tuvo que transitar por el sistema penal, aunque al final del proceso no se les aplicara una sanción de ese tipo.

El estudio reveló que la criminalización de los consumidores en México no sólo se da por las reglas sobre consumo sino también como resultado de la penalización de todo tipo de posesión.

De los datos obtenidos, en el periodo 2009-2012, a nivel local se emitieron mil 639 resoluciones de no ejercicio de acción penal, concentrándose la mayoría (98%) en 2012; 36% fueron en el estado de Jalisco, 26% en Baja California y 9% en Guanajuato.

En el caso de farmacodependientes, a los que se informó la ubicación de los centros de tratamiento —como indica la Ley General de Salud— las autoridades reportaron un total de 3 mil 931 casos, la mayoría (99%) en 2012. Por otro lado, se iniciaron 7 mil 797 tratamientos forzosos a farmacodependientes entre 2009 y 2012; de ellos, 82% ha concluido dicho tratamiento.

La entidad que más usuarios han iniciado tratamiento forzosos fue Baja California, con 5 mil 270 (68% del total), mismos que se concluyeron en su totalidad; después Nayarit (con 752 tratamientos iniciados y 355 concluidos) y Morelos (con 343 iniciados, de los cuales concluyó 40%).

“La inconsistencia en la información proporcionada por las entidades federativas indica cierta opacidad u omisión en el trato al consumo de drogas de uso ilícito y consumidores”, detalla el reporte.

Agrega que “los datos presentados muestran que existe un importante número de personas que son detenidas, procesadas y sentenciadas por consumo, tanto a nivel federal como a nivel estatal, a pesar de que el consumo no esté tipificado como delito”.

Los datos muestran que a tres años de aprobada la Ley General de Salud, las autoridades federales —no sólo penales sino también de salud— son las principales responsables de analizar los casos en materia de tratamiento y prevención de consumo de drogas de uso ilícito.

En países como Argentina también se criminaliza el consumo, mientras que en Ecuador, entre 2007 y 2014, se detuvo a 5 mil 103 personas por el delito de posesión de sustancias estupefacientes o psicotrópicas, de un total de 6 mil 467 detenciones por delitos de drogas.

En Bolivia, entre 2005 y 2011, se detuvo a 6 mil 316 personas por posesión de drogas (en su mayoría mariguana), aunque la posesión no está tipificada como delito.

 

Publicado por: CEDD